Avengers Endgame: Es todo lo que esperabas, para bien o mal


0

Dicen que asumir cosas de los lectores antes de hacer una reseña de una película es una pésima idea, pero algo conozco a los mutantes que deambulan (aún) por estos lados y puedo hacer un par de suposiciones que, creo, son bastante acertadas. La primera es que son personas muy cultas en las cosas que les gustan y, como segunda cosa, creo que han visto al menos las cintas principales del Universo Cinematográfico de Marvel. Y, si estoy en lo correcto, entonces imagino que sus expectativas respecto a Avengers Endgame, la película número 22 en la larga saga de filmes del MCU y penúltima de la Fase 3 (que terminará con Spider-Man: Far From Home), son altísimas. Posiblemente, queridos ñoñardos, muchos vienen imaginando desde meses atrás un montón de finales posibles para el mayor crossover de superhéroes de todos los tiempos y eso ha dado lugar a un sinfín de teorías que han poblado Internet desde que se estrenó Avengers: Infinity War. Y déjenme decirles que Avengers: Endgame, para todos los soñadores que deseaban un final en grande, es precisamente eso y más.

Avengers: Endgame es todo lo que esperaban, para bien y mal. Para bien, porque ofrece un cierre satisfactorio a las historias que, por once años, nos han presentado para los héroes que hemos llegado a querer como si fueran nuestros amigos del barrio o de la U. La trama se centra en los Avengers originales (Captain America, Iron Man, Thor, The Hulk, Black Widow y Hawkeye) y les ofrece a cada uno una ruta especial que seguirán, con distintos desenlaces, a lo largo de las 3 horas de duración de la cinta. Cuando terminas de ver la película te sientes bien con el mundo, contigo mismo, con Marvel y con tu decisión de haber dedicado tantas horas de tus veintitantos o treinta y tantos a estas cintas. Cabros, hasta haber visto esa mugre llamada Thor: The Dark World tiene su recompensa en Avengers: Endgame.

El argumento de Avengers: Endgame es intrincado pero fácil de entender. Los personajes no caen en explicaciones innecesarias y, si hiciste la maratón de películas del MCU en la previa a este filme, todo tu esfuerzo será recompensado con creces.

En esta película, obviamente, los Avengers que quedan tratarán de deshacer las consecuencias nefastas del chasquido de Thanos en Infinity War. Por supuesto, no les será fácil; precisamente en esa dificultad, en la sensación de querer llegar a una meta que se ve cada vez más lejana y para la cual hay que sacrificar más de lo esperado, radica la porción más divertida de Avengers: Endgame. En muchos momentos de este filme estuve al borde del asiento, y si no fue así durante todo el metraje es porque me senté de todas las maneras posibles y me moví nervioso sin parar. Es una película que no tiene pausas, que no da respiros y que, si bien en algunos pasajes se alarga un poco más de lo que esperable (podrían haber dicho lo mismo en menos escenas), no se siente de la extensión que realmente tiene. Aunque, sin duda alguna, cuando salgan del cine tendrán que dibujarse la raya de nuevo.

La parte mala, sin embargo, de que Avengers: Endgame sea todo lo que esperamos es que hay muchas cosas que pasan en el filme que probablemente imaginaste de la misma forma en tu cabeza. En el esfuerzo de cerrar de la manera más correcta los arcos argumentales de cada Avenger de la primera generación, los hermanos Russo y Kevin Feige ceden al fanservice de manera descarada y regalan a la audiencia básicamente todo lo que a través de Internet y en convenciones se ha estado pidiendo por tantos años. Hay momentos icónicos que se convertirán en clásicos instantáneos pero, para ser honesto, es como cuando te sacas un 7 y esperas que tu mamá te felicite pero te dice “Con tu deber nomás cumples”; Avengers: Endgame, al darnos diálogos muy anhelados por los fans, guiños musicales y visuales a todas las películas previas y una inmensa sensación de déjà vu, al llenar la cinta de lugares comunes entre los cómics y las películas que preceden a esta, con su deber nomás cumple de satisfacer las exigencias de los ñoños. Es la última cinta del MCU tal como lo conocemos y si no era ahora, nunca pasaría.

Los shipeo a morir <3

Ahora bien, la falta del elemento sorpresa o de ese giro argumental que te haga quedar de una pieza, como sí sucedió en Infinity War cuando la vimos por primera vez, se compensa con las mejores escenas de acción que siempre quisiste ver en el cine de superhéroes. Avengers: Endgame es excesiva pero no satura con su abundancia. Hay una secuencia en particular que hará que saltes en tu asiento de felicidad y te hará pagar muchas veces la entrada al cine y comprar el bluray, te lo aseguro.

Tony Stark decía en uno de los trailers que “parte del viaje es el fin” y este, de forma categórica, es el fin de una era. Para mí, no fue un final muy sorprendente pero sí era todo lo que siempre quise ver en el cine, desde que conocí a los superhéroes de Marvel jugando un Ludo en 1989. Treinta años después, puedo decir con toda confianza que cumplí un sueño y pagué una deuda con mi niño interior.

El arco de Tony Stark fue mi favorito del filme. Tantas emociones a tope por tres horas con este bacán.

La banda sonora de Alan Silvestri es un homenaje a todas las partituras del MCU hasta ahora; pongan mucho oído al soundtrack que acompaña cada momento de Avengers: Endgame, porque para hacer un homólogo, si les gusta Pink Floyd, esta banda sonora es The Dark Side of the Moon de Marvel Studios. Un trabajo soberbio e inolvidable de Silvestri, que estoy esperando ansioso en mi YouTube más cercano para escuchar hasta el infinito.

El buen Steve Rogers siempre ha sido la columna vertebral de los Avengers, pero si algo nos enseña Endgame es que su espíritu de superación, sus ganas de hacer el bien y ser una persona que puedas mirar al espejo con orgullo han causado un impacto imborrable en sus compañeros. Sin la inspiración del Cap, algunas de las decisiones que sus amigos toman durante Endgame no serían posibles.

Algo que me gustó mucho de Avengers: Endgame es que los actores lo dieron absolutamente todo. Quemaron todos los cartuchos y entregaron sus mejores performances hasta la fecha, salvo por The Winter Soldier que, para mí, sigue siendo el pináculo dramático del MCU. Algunos viejos conocidos los sorprenderán con lo potentes que se ven en pantalla y, o los harán reír a destajo al más puro estilo Thor: Ragnarok o la primera Guardians of the Galaxy, o les van a romper el corazón muchas veces hasta que no quede nada que recoger desde el suelo. Se los advierto.

Los Avengers originales, de eso se trata esta película. Si bien los demás personajes tienen roles bastante importantes y se lucen, son estos seis los que recorren los caminos más rudos y satisfactorios en las 3 horas de Avengers: Endgame.

Consejo especial; si son papás y a sus hijos les gustan los superhéroes de Marvel, vayan a ver el filme con sus pequeños. Agradézcanme después. Ah, y por si acaso, no hay escenas post créditos ni mensajes al final, solo el logo de Marvel Studios. Lo que vendrá en la fase 4 sigue siento un total misterio pero, estoy seguro, luego de ver Endgame estarán muy entusiasmados porque llegue lo antes posible.


Like it? Share with your friends!

0

What's Your Reaction?

hate hate
0
hate
confused confused
0
confused
fail fail
0
fail
fun fun
1
fun
geeky geeky
0
geeky
love love
4
love
lol lol
0
lol
omg omg
0
omg
win win
3
win
Javosandoval

0 Comments

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Bitnami