Capitana Marvel: Ni Thanos puede nerfear a la heroína más overpower del MCU


0
136 shares

¿Se acuerdan de esa escena de Matrix, cuando Neo desbloquea su verdadero potencial y hasta las tareas más complejas empiezan a parecerle un paseo? Esquiva balas con la facilidad con que pasea al perro en la mañana, ejecuta movimientos cuáticos de artes marciales que no tienen sentido y deja la mansa crema en un dos por tres. Algo así sentí cuando vi ayer Capitana Marvel, la última película previa al final del MCU tal como lo conocemos, que llegará a su conclusión inevitable con Avengers: Endgame el próximo 26 de abril en salas chilenas.

Y es que Carol Danvers, o Vers, en su identidad kree, está absolutamente rota -en el buen sentido- y nada, absolutamente ninguna amenaza le hace cosquillas siquiera a la que se constituye, en toda ley, como la heroína más overpower del MCU. Con decirles que hasta Thanos la sudó más me quedo corto. Si Carol fuera un personaje de Smash Bros. estaría más rota que Bayonetta y K. Rool juntos. Incluso podrías spamear un solo botón y ganar con ella. Esto, por supuesto, es muy divertido para generar escenas de acción bien logradas y visualmente espectaculares, algo que esperamos, de todas formas, en cada película de Marvel Studios, pero puede ser un tanto tedioso cuando sabes que no hay chance de que la protagonista pase un susto, ni por broma, en casi todo el metraje de la cinta (2 horas y 5 minutos). Iron Man lo pasaba como el hoyo en sus tres cintas y en todas las Avengers; Thor era una tragedia tras otra; el Capi América solo perdía amigos y esperanza, nunca ganando nada; hasta Hulk, que ya no tuvo cinta propia, tuvo que hacer algunos sacrificios dolorosos. Quizá por eso Capitana Marvel se siente más cercana a Doctor Strange, Spider-Man: Homecoming y Black Panther, filmes de origen que solo van cuesta arriba y toman a una persona con un destino de grandeza desde su estado primordial y nos llevan por dos horas hasta su momento de gloria y bacanidad máxima, sin grandes sobresaltos y con desenlaces bastante exitosos para sus misiones.

No hay ninguna escena en Capitana Marvel donde se destaque, en pantalla, la figura de Carol Danvers. Bien ahí, Marvel.

No se queden, eso sí, con la impresión que, por lo anterior, Capitana Marvel es una película fome. ¡Para nada! Sí, es una historia de origen como las que hemos visto muchas veces en el propio MCU y en otros tantos lados, pero con algunas -no muchas- vueltas interesantes de argumento, personajes choros que se suman a la cosmogonía marvelita de la pantalla grande con mucho entusiasmo, una expansión bastante grande del universo narrativo del MCU (similar a lo que pasó en su minuto con Guardians of the Galaxy) y harta carne para llenar los numerosos vacíos argumentales que fue dejando desperdigados, a propósito, el extenso volumen de cintas producidas por el verdadero urdidor del Marvel Cinematic Universe, Kevin Feige.

Todo en Capitana Marvel es buena onda. La música que acompaña las hazañas de Carol es full noventera -hay, por supuesto, unas cuantas referencias a la tecnología penca y las marcas que existían en esa época- y Maria Rambeau, Nick Fury y Talos son inmensamente carismáticos y te hacen un tercio de la cinta ellos solos, además de Goose, el gato más bacán en la historia del cine desde el gato Fritz (y ese sí que sapbe). Ningún momento de la cinta es gratuito y hay un simbolismo -explícito o medianamente subjetivo, según se mire- en cada cosa que miras o el argumento te presenta. Carol es una cabra que no es perfecta pero ha sabido pararse, una y otra vez, ante la adversidad. Principalmente porque es súper porfiada y nadie le dice lo que tiene que hacer; es esa independencia, autosuficiente y un pelín arrogante, la que le da la percha suficiente para convertirse, sin apelación, en la líder de la próxima generación de Avengers y del MCU en general.

Carol es soldado, como Steve Rogers. Es del pasado, como Steve Rogers. Se llama Capitana algo, como Capitán América. Usa un uniforme con bastante azul, como Capitán América. Es socialmente inepta, le cuestan las relaciones humanas y las cosas no siempre se le dan bien, al igual que a Steve Rogers. Y, aunque tiene habilidades asombrosas y un origen curioso, se define por su humanidad, tal como Steve Rogers. ¡Solo que Carol es mejor, por lejos!

¿Lo bueno? Brie Larson lo hace increíble como Carol Danvers y se puede esa responsabilidad y más. ¿El riesgo? Al colocar en el tablero a una heroína tan rota como Capitana Marvel, que atraviesa naves de combate como si estuviera tirándose un piquero sobre ellas, la escala de las amenazas que deberá enfrentar el futuro MCU sube exponencialmente, lo que puede ser una excelente oportunidad para explorar el vasto universo escrito por cracks como Jim Starlin o Chris Claremont, que abrieron las ventanas de galaxias y mundos enteros para llenar las páginas de historias emblemáticas en el cómic americano, o volver irrelevantes a los superhéroes de a pie, que quedarían reducidos a meras comparsas de una chinchinera que las hace todas con una sola mano. Todo dependerá del guión que se escriba para cada cinta y el talento que ponga el señor Feige para, nuevamente tejer el MCU con coherencia y visión.

Los que crean que van a ver en el cine una versión en mujer de Man of Steel están súper equivocados; el dilema de Carol en torno a su pasado y doble militancia humana/kree se desarrolla de una manera muy simple y, a poco andar del argumento del filme, es bastante claro que ella es una humana totalmente camiseteada por los que sufren producto de una guerra sin cuartel. La Capitana Marvel existe para poner fin a los conflictos, no para propiciarlos, lo cual es muy concordante con su llegada justo al cierre de la saga de los primeros Avengers. La mueve una inconfundible sed de justicia y de probarse a sí misma, aunque la cinta no se detiene a desarrollar la razón en detalle más que en escasos flashbacks a su pasado. Como humana, era una chiquilla de vida complicada, a quien las cosas no se le daban bien con frecuencia y que se tenía a ella misma y a su cuate Maria Rambeau como soportes para mirar al futuro con dignidad y perseverancia. Pero, ya como Capitana Marvel, Carol abraza sus poderes cósmicos con alegría y lo pasa a toda raja usándolos para patear traseros alienígenas al ritmo de No Doubt.

Ni se molesten en aprenderse los nombres de estos hueones que salen junto a Vers, valen soberana corneta.

Ahora bien, ¿es Capitana Marvel una película feminista? Sí, en su esencia, pero no hay propaganda disfrazada de argumento; las cosas ocurren de manera orgánica y tal como eran en los años que Carol y Maria vivían, que no eran amables con oportunidades para las mujeres en roles usualmente destinados a hombres porque así era la cosa nomás, sin derecho a pataleo. Carol Danvers es una chica increíblemente poderosa, que hace cosas bacanes sin esfuerzo y genuinamente quieres alentarla porque se lo merece. Las vivencias de Carol son transversales para cualquier persona que existe en el mundo y todos nos podemos identificar con la lucha contra el fracaso y el deseo de demostrar nuestra valía, luego de tantas veces que nos dijeron que no somos buenos y que mejor nos dediquemos a otra cosa. Y, por eso, Carol buscó la manera de brillar igual, desafiando las convenciones y las directrices, porque eso es lo que hacen las personas a las que les calienta muy poco que las hueveen por querer hacer realidad sus sueños.

En conclusión, Capitana Marvel es una cinta divertida, que sí o sí hay que ver en la pantalla más grande y ruidosa que esté disponible en tu ciudad. Tiene acción al estilo buddy cop entre Nick Fury y Carol Danvers, a Talos y Maria Rambeau que son unos pro y hartas sabrosuras más, acompañadas por un correcto soundtrack de la seca Pinar Toprak (The Wind Gods) inspirado tanto en lo épica que es Carol como en la naturaleza cósmica de su identidad como Capitana Marvel. Algunos pasajes de esa banda sonora incidental son de los mejores que se han hecho para el MCU, como este temazo que les dejo a continuación.

Como último dato, debo ser bien franco con ustedes; si van a ver Capitana Marvel buscando calmar su ansiedad por Avengers: Endgame, se irán con las manos casi vacías. Este filme funciona como un gran preámbulo para el MCU del futuro, presentándonos a Carol, quien cambiará la historia en Endgame, sí, pero sin profundizar en nada de suma relevancia para el episodio final de los Avengers. Habrá que esperar a abril para saber cómo se salvarán nuestros superhéroes favoritos… si es que lo logran.

PD: Hay dos escenas post créditos y, al inicio, en la fanfarria de Marvel, un homenaje que a todos en el cine nos sacó una lagrimita. No se pueden perder ninguno de estos segmentos o lo lamentarán en el nombre de la Luna Carol Danvers.


Like it? Share with your friends!

0
136 shares

What's Your Reaction?

hate hate
2
hate
confused confused
0
confused
fail fail
1
fail
fun fun
0
fun
geeky geeky
2
geeky
love love
11
love
lol lol
3
lol
omg omg
5
omg
win win
3
win
Javosandoval

2 Comments

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Bitnami