Ese momento incómodo en que encuentras a tus padres… haciéndolo


0

Not Safe For Work

Click to view this post.

Quizás uno de mis traumas más grandes de la juventud se originó cuando estaba en primer año de la U; viajamos con algunos amigos desde la ciudad donde vivíamos y estudiamos el colegio hacia donde íbamos a vivir mientras durara la universidad, pero los papás de uno de ellos se habían ido antes, porque querían buscar casa, ya que se mudarían a esta ciudad con camas y petacas, la familia completa. Y bueno, la hermana mayor de uno de estos amigos vivía en Temuco desde antes y arrendaba un departamento, así que les ofreció a estos señores que se quedaran allí. Todo bacán hasta ahí. Entonces, llegamos al departamento ese día, y mi amigo fue a la que sería su pieza a dejar unas cosas, y encontró a los papás de este otro amigo en pelotas pero tapados bajo un cobertor. Él salió de la pieza de una, y luego de un rato los señores salieron, fingiendo cara de sueño pero con la cara coloradita, y ella dijo que “estaban durmiendo una siesta”. Desde entonces, cada vez que alguien me dice “creo que encontré a mis papás tirando”, recuerdo a estos señores y pierdo un poco de cordura.

Y como hace un par de días me acordé de esta talla, quise recopilar 20 historias de cabros y chicas que encontraron a sus viejos dándose y no consejos en el ring de cuatro perillas del Royal Rumble doméstico.

 

20. Si no hay motel, lo improvisamos

“Con mi hermano salimos un fin de semana a la playa y mis viejos quedaron solos, se supone que nosotros no volveríamos hasta el domingo en la noche, pero el clima estaba malo y no pudimos entrar al mar así que nos volvimos a Conce, para encontrar con miedo que mis viejos habían decorado la casa de la manera más tuja posible, con pétalos de rosa, unas hueás de animal print y estaban dele que suene en la pieza. Supimos que mi vieja le tenía un nombre al pene de mi viejo. Son hueás que ningún hijo debería vivir nunca”. Marcelo, Concepción.

 

19. El verdadero sentido de la Navidad

“Mis hermanas y yo salimos a Viña por la Navidad, o por lo menos eso pretendíamos, porque una se peleó con el pololo justo antes de partir y nos funó todo el viaje. Cuando volvimos a la casa pillamos a la mamá y al papá haciéndolo en la cocina. Tenemos una cocina tipo americana pero con una mesa al lado para comer, y ellos estaban en la barra, podías ver todo con lujo de detalles, mi mamá como en cuatro y mi papá atrás, fue terrible. Nunca más pudimos comer tranquilos todos en la cocina”. Margarita, Santiago.

 

18. La gran Bajos Instintos

surprised1“Llegué de un carrete haciéndola piola para no despertar a nadie, y caché que mis viejos tenían la puerta de su pieza medio abierta; mi vieja le pasaba un hielo por la guata a mi papá, y después, bueno, eso. Algo horrible de ver, no se lo doy a nadie”. Sebastián, Temuco.

 

17. Sexting

“A mi celu se le acabó la batería y necesitaba mandar un mail urgente por una hueá de pega, así que como estaba en casa de mis papás, le pedí el celu a mi papá y me lo pasó desbloqueado. Me metí a Dropbox para descargar la imagen que necesitaba mandar, y cuando entré a mi mail y quise adjuntar la imagen, horror. Fotos porno de mis viejos. PORNO, de verdad, subido de tono era poco. No sé cómo, me aguanté la cara de sorpresa, hice lo que tenía que hacer y le devolví el celu”. Iris, Santiago.

 

16. Desayuno a la cama

“Mis papás estuvieron de aniversario un domingo, unos años atrás, y con mi hermana nos levantamos temprano para prepararles desayuno y llevárselo a la cama a los dos, pero cuando les abrimos la puerta pillamos a mi mamá en situación empalada. Sin nada de ropa, nada. Dejamos la bandeja al lado de la tele y salimos de la pieza. Nadie habló del tema nunca más”. Rodrigo, Viña del Mar.

 

15. Horas extra

“Mi papá trabaja en el centro a unas cuadras de donde trabajo yo, así que cuando vivía con mis viejos siempre pasaba a buscarlo para irnos juntos. Un día se demoraba caleta en bajar de la oficina, así que estacioné y subí a buscarlo, pero lo pillé muy acostado en el suelo y mi mamá encima, a todo ritmo. Tenían la puerta sin llave, jaja, podría haber llegado cualquier persona, menos mal mi papá trabaja solo ahí. Igual bien por la variedad, ni yo he hecho la de la oficina”. Martín, Santiago.

 

14. La salud es lo primero

“Con la Natalia, mi hermana, llegamos un poco antes de un carrete y pillamos a mis papás en su pieza teniendo sexo, y mi mamá estaba vestida de enfermera, con uno de esos trajes que se arriendan. Muy cuático todo, ella le hablaba cosas sexuales y él le respondía puras hueás, jajajaja, qué lata haberlos pillado”. Paz, Santiago.

 

13. Journey y su poder afrodisíaco

shocked“¿Cachai ‘Don’t Stop Believing’? Bueno, con mi pololo llegamos a mi casa y en el segundo piso, en la pieza de mi hermana que andaba de vacaciones en el sur, pillamos a mis viejos escuchando esa canción de Journey a toda raja y pisando como nadie. Es que la cagó, en llamas el par de viejos. Yo no cachaba que Journey puede dejar a la gente tan prendida”. Antonella, Rancagua.

 

12. 600-600-VIEJOSCALIENTES, llama ya

“En la casa tenemos líneas privadas de teléfono, distintas, entonces una vez con mi prima cachamos a mi papá y mi mamá, en distintas piezas, cada uno en pelotas, hablándose hueás cochinas por teléfono y tocándose. Jajaja, fue lo más freak que he visto en mi vida, pero bien por lo motivados. Aunque eso no me quita el trauma”. Valentina, Santiago.

 

11. La piscina del amor

“No había nadie en la casa pero a mí se me había quedado la llave del departamento de mi pololo, donde me iba a quedar ese día, así que pasé después de la pega donde mis viejos a buscarla. No vi a nadie, cosa rara porque mis papás ya son jubilados y se lo pasan en la casa, así que fui al patio y los pillé en sus patrañas, piluchos, en la piscina. Lo que más me traumó fue que los trajes de baño estaban al borde de la piscina y se los tuve que tirar yo, porque ellos se estaban tapando sus partes”. Francisca, Santiago.

 

10. Corazón Caliente

“Nada pos, entré a la pieza de mis viejos a preguntar algo y los pillé tirando mientras veían ‘Corazón Valiente’. No sé cómo alguien se puede calentar viendo eso, pero en fin, me cagaron la película para siempre”. Felipe, La Serena.

 

9. Vandersexxx

shocked1“Te digo que, fácil, debe ser lo más traumatizante que he visto en mi vida. En unas vacaciones en la playa, volví de una salida con mis amigas y pillé a mi mamá pegándole con un látigo a mi papá en el poto, los dos en pelota pero mi mamá con un antifaz. Hasta el día de hoy me cuesta entenderlo, como si no fuera terrible ver a tus papás culeando, más encima cachar que son sado…” Marta, Santiago.

 

8. El jardín del deseo

“Con mi hermana, cuando yo tenía como doce años y ella diez, pillamos a nuestros papás en el patio trasero de la casa, encima de una mantita que nosotras ocupábamos para echarnos en el living cuando veíamos tele, siendo más chicas. Eso sí que es matar la infancia de alguien por partida doble”. Catalina, Iquique.

 

7. El compañero winner

“Vivo con mi mamá, que igual tiene 51, no es tan vieja y se mantiene bien, así que siempre que llevo amigos obvio que la quedan mirando, pero nunca me imaginé lo que podía pasar, jaja. Una tarde llegué a la casa y la pillé muy en pelotas con un compañero mío de la U, y el mino tenía los ojos vendados, jajajaja, es que me acuerdo y me da risa. Mi mamá se paró de puro asombro, pero el problema es que estaba sentada en… tú cachai. Fue una escena horrible de ver, jajaja. Si no fuéramos tan amigas con mi mamá para mí esto sería terrible”. Andrea, Santiago.

 

6. La vecinita

“Mis papás son separados así que vivimos con mi papá por hartos años, y en esa época un día llegamos con el Martín, mi hermano, al departamento y lo pillamos con la vecina del departamento que estaba cruzando el pasillo, una señora viuda harto más viejita que él. Más que sentir cosa por ver al viejo tirándose a una mina, era la escena de mi papá en pelotas, la vecina de más de setenta años igual, cosas que colgaban, mucha piel, ruidos raros, en fin, por más que pude, nunca pude olvidarlo”. Carla, Santiago.

 

5. La mamá de Stifler

“Mi mamá es joven así que sale harto con minos, yo no me meto mucho en su vida y ella tampoco en la mía. De hecho encuentro bacán que tenga una vida sexual activa, de verdad, pero no cuando se culea un amigo mío en un carrete de cumpleaños y TODOS escuchan sus ruidos, y más encima la pilla una amiga en una pieza nada que ver de la casa. Se deshizo en explicaciones, pero nada que hacer, me han agarrado para el hueveo desde entonces”. Cristián, Santiago.

 

4. Mundos cruzados

Shocked-Face“Jaja, esta historia fue freak más que por pillar a mi papá tirándose una mina, que igual es freak pero puta, el hombre es humano, fue por la circunstancia en que pasó. En ese tiempo yo pololeaba con una mina que su mamá también era soltera, y una vez que pasamos por la casa de la Carla la pillamos tirando con mi viejo. Circunstancia loca, porque se habían visto a lo más dos veces, pero ellos ya tenían su contacto por detrás sin decirnos. Eso no es lo más freak de todo eso sí, porque cuando los pillamos, te juro que mi viejo le estaba comiendo crema chantilly de la guata a ella. En el momento fue chocante, pero después nos reímos tanto, era tan irreal”. Claudio, Viña del Mar.

 

3. La amiga buena onda

“Volví de un carrete y encontré a mi papá con una amiga mía en el living, los dos sin ropa, y mi amiga había dicho que no iría al carrete porque se sentía enferma. Los agarré a puteadas ahí mismo, pero mi papá decía que ellos estaban teniendo una relación mientras se ponía su ropa. Una relación. Yo sé que no hay edad para el amor, pero un mínimo de respeto por el espacio común, y mi amiga al menos me podría haber dicho antes y no encontrarme yo con la tremenda sorpresa”. Cecilia, Chillán.

 

2. El VHS de la muerte

“Técnicamente no pillamos a los papás culeando, pero fue algo parecido, porque con mi hermana estábamos buscando unas cintas viejas de VHS donde habíamos grabado capítulos del Club Disney para salir de una duda, y nos pillamos sin querer una película porno que se habían grabado los papás años atrás. Tenían sus nombres en código y todo, y la habían grabado en un motel al parecer, porque la ambientación era lo más chulo que te pudieras imaginar, una cosa como de sultán flayte, jaja. Nunca les contamos que pillamos el video, pero con la Daniela nos acordamos siempre de la cuestión”. Osvaldo, La Serena.

 

1. Tía malilla

“Con mi polola y mi hermana pillamos a mi papá y a mi mamá en un trío con una tía política que es viuda. Todos piluchos, cosas al aire, todo. Fue por casualidad, porque con mi polola teníamos que llevar a mi hermana a juntarse con unas amigas suyas pero quiso pasar a la casa a buscar una chaqueta. Tal vez lo más freak fue que justo a mi polola le tocó verlo, porque en ese tiempo ella no iba mucho a la casa y apenas conocía a mis papás, menos a mi tía, que de hecho nosotros no la veíamos mucho y ahora menos. Cuando se hacen cenas familiares, siempre nos pillamos todos y es súper incómodo. Una vez, esta tía medio curada en una Navidad nos quiso explicar lo que había pasado, pero no la pescamos, jaja, el pasado, literalmente pisado”. Juan Carlos, Valparaíso.

 


Like it? Share with your friends!

0

What's Your Reaction?

hate hate
0
hate
confused confused
0
confused
fail fail
0
fail
fun fun
0
fun
geeky geeky
0
geeky
love love
0
love
lol lol
0
lol
omg omg
0
omg
win win
0
win
Javosandoval

0 Comments

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Bitnami