La tele y el gusto de seguir dándole pantalla a tipos chantilly como Rafael Garay


0

En mis vacaciones indefinidas, me he dedicado a mirar echada como vaca sagrada en la comodidad de mi cama, Canal 13 (es la única señal de TV abierta que se ve por estos lares), en especial el matinal “Bienvenidos”, y cada vez que aparece el famoso Dr. Soto, me da urticaria.

El profesional de la salud es catalogado por varias amigas y gentecilla random como “mino”, y  las pocas veces que he podido apreciar su conocimiento del cáncer (y las malas vibras que lo generan),  de aumentar el sistema inmunológico y otras cosas de la salud, me da mala espina y no es porque sea el primer médico simpático y washón que habla en cristiano por la tele nacional. Sin ofender al doc que salía en el Mega que a su vez era la copia del Doctor Oz.

Yo no vi este capítulo… pero lo de la leche dorada me perturba.

Lo que pasa es que vez que el tipo aparece en la tele hablando de la importancia de la trascendencia del ser humano, el camino para ser feliz o de que hay que tomar un jarabe con nombre de fray, o vías naturistas para potenciar el timo (?) y al que le dan dos horas de pantalla, me dan ganas de llamar al matinal y putearlos por ser tan irresponsables y darle tribuna a este tipo que parece sacado de Los Simpsons.

Antes que salgan a lincharme, amigos mutantes creyentes en los mandalas o en el alineamiento de chakras, quiero explicarles que mis ganas de trollear a Canal 13 es porque el Dr. Soto, me  trae recuerdos del condoro que todos los medios de comunicación se mandaron con Rafael Garay.

¿Me dan unos momentos para explicarles esto, por fi? Viajemos al pasado antes de que el pelado se cuenteara a medio Chile con el cáncer terminal y se fuera a Rumania, convirtiéndose en el ídolo nacional de algunos compatriotas. ¿ Se acuerdan cómo Garay se hizo famoso? A través de los medios de prensa.

El tipo tenía buena pinta, era “exitoso”, tenía buen “hablamiento” y explicaba en chileno los grandes problemas de la economía, y partió como una pequeña bolita de nieve para después convertirse en una avalancha mediática. Incluso se le perdonó este pequeño fail:

La gran mula de Rafael Garay fue asumida por los medios cuando se empezaron a dar cuenta que el weón se cagó a mucha gente, como Iván Ñuñez, pero se les olvidó rápidamente al momento de darle pantalla al Dr. Soto. Quizás no es mucha gente la que ve la tele abierta pero los medios de comunicación tienen un rol de informar y educar, por lo que me parece insólito que en pleno siglo 21, existan directivos de la tele, que crean en la palabra de un pseudo washón vestido de bata y que es bueno para hablar de los beneficios de las hierbas medicinales ( confío en el poder de la Melisa pero mezclada con el paracetamol), como si fuera un chamán moderno.

Tipo al que más encima, le dan espacio en distintos días de la semana, para que promocione sus conferencias a lo largo de Chile. Y viendo que tiene un fanaticada que lo sigue a todas partes, los ejecutivos televisivos le dieron carta blanca para que haga recomendaciones de los productos farmacéuticos que él quiere, porque es un experto “creíble” para el canal.

¿Cáncer de mama o de mamas?

¡Pero valor! La tele no aprende de los guatazos anteriores; se seguirán quedando con el experto que hable bonito y de las weás hippies que la gente desesperada por mejorarse de alguna horrible enfermedad, necesita y que sube el rating por aferrarse a la esperanza.

Yo respeto estas opciones, pero me perturba como le dan pantalla a un tipo así, sin otro especialista de la salud para complementar la información porque es algo básico que nos metieron hasta por las orejas en las escuelas de periodismo, tener más de una fuente. Y más en temas como la salud que es algo que nos afecta a todos.

Si lo único que falta es que el doc hable de que las vacunas son malas…Si no conocen al Dr. Soto, se los presento.

Gracias a Jebus que no soy la única que encuentra que este tipo es medio chantilly ya que según consignó el portal Glamorama, junto con el aumento de rating de 10 puntos que tuvo el capítulo del martes 28 de marzo, también llegaron las quejas al Consejo Nacional de Televisión por relacionar el cáncer de mama con el odio. 

Quizás, como siempre, tendremos que esperar que quede alguna escoba o demanda en contra de este healer chileno para que los medios otra vez hagan un mea culpa…

Y cuando eso pase tal vez ya sea tarde.


Like it? Share with your friends!

0

What's Your Reaction?

hate hate
0
hate
confused confused
0
confused
fail fail
0
fail
fun fun
0
fun
geeky geeky
0
geeky
love love
0
love
lol lol
0
lol
omg omg
0
omg
win win
0
win
GaviotaPatagona
Standmaster de Torao. ¡El One Piece existe! Periodista. Un alma oscura mitad kawaii/mitad mutante.

0 Comments

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Bitnami