Las mejores historias de “amorsh” no tradicionales del anime: Combos, robots y sangre


0

Los japoneses son secos para ilustrar y dibujar historias de amor súper cebollas y llenas de azúcar que fácilmente yo puedo terminar con un coma diabético y comprando gotitas para hidratar los lagrimales, junto a toneladas de pañuelos desechables. Fue gracias a esos  momentos de llanto tortuoso que aprendí a identificar a las series que me dejan K.O con tanto amor y dulzura, que me patearon de sólo verlas que ya no quiero saber nunca más del amor animado.

Así fue como llegué a los otros innumerables géneros del anime donde también presentan el romance… en niveles que a veces pueden superar al Shoujo. 

Este humilde ranking está basado en las series que partí viendo porque tenían buenos dibujos, una banda sonora interesante, un guion decente, protagonistas entretenidos, absolutamente recomendadas por el mundo ñoño o porque llegué a ellas por curiosidad, por lo que usted, estimado lector, puede tener claro que este es un tema totalmente subjetivo (al diablo con la imparcialidad y la “objetividad”).

 

 10) Mobile Suit Gundam 00

Code_Name_SetsunaEsta serie de mechas se aleja bastante del universo Gundam de los años ’70 y ’80, presentando una temática muy actual; la lucha por el control del petróleo, las guerras santas en Medio Oriente y las conspiraciones para dominar al mundo mediante este combustible.  Recomendada para los amantes de la política internacional.

Entre medio de toda esta trama, destaca la historia de amor que antecedió a Her, uno de los pilotos de Gundam, llamado Setsuna. F. Seiei, quien está tan loco que se cree un robot, sueña con serlo y no pesca a la pobre reina que anda detrás de él por querer ser un Gundam. Debe ser el primer caso de “gundam filia” que he visto en mis escasos años de vida, siendo la declaración de amor de un personaje obsesivo compulsivo a un montón de fierros.

 

9) One Piece

Piratas, marinos, un tesoro y una gran aventura atravesando los miles de mares que Eichiro Oda plasmó en este manga que aún no termina y del cual voy 200 capítulos atrás. Y usted se pregunta, ¿qué hay de romance en esta serie? ¡Todo! La serie demuestra amor en los siguientes ámbitos; amistad -Luffy, el capitán, hace todo por su tripulación u otros personajes secundarios que necesitan ayuda-;  aventura, por recorrer todo el mundo tras el famoso One Piece, amor por los hermanos tanto sanguíneos como los adoptados en la vida, hay historias de enamoramientos varios (como Sanji, que ama a todas las mujeres), sentimientos por los animales, e inclusive hasta amor por los barcos.

De verdad, lo que más transmite este manga y anime es amor hacia el universo completo. Pero hay peleas de piratas, borracheras, música, baile, fiesta, persecuciones en barco y muchos piratas. Es la ostia.

 

8) Ranma 1/2

Podría ser la historia de amor japonesa tradicional, exceptuando que el protagonista al caerle agua helada se transforma en niña y todos los demás personajes están tan cagados de la cabeza que uno se mata de risa. A pesar de que todos los personajes secundarios  (que se transforman en animales) se enamoran de Akane y Ranma, el amor floreció entre ambos gracias los torneos de karate y obras de teatro. Ranma 1/2 es el ejemplo de que el amor existe, y a veces no se necesitan momentos cursis, ni unicornios, flores o cupidos para hacer de esta serie una producción inolvidable. Un jumbito además para el opening:

 

7) Rurouni Kenshin (Samurai X)

Esta es mi serie favorita del mundo mundial, y sé que debería situarla entre los primeros lugares de mi lista pero decidí separarlas entre los OVAS y la serie de 92 capítulos.  Este anime tiene historias de amor para todos los gustos; una jovencita enamorada del líder de su banda de ninjas, el samurai tratando de darse otra oportunidad en el amorsh y la típica pareja de “nos odiamos pero nos gustamos”. Y tiene la mejor banda sonora instrumental del mundo animado. Un temita para entender por qué uno se puede cortar las venas, llorar, reír, pensar y sufrir o emocionarse con Rurouni Kenshin.

 

 6) Sailor Moon

Esta posición no es por la historia entre Serena y Darien (nombres con los que yo vi la serie hace mil años), sino por el revuelo que causó que dos mujeres sostuvieran una relación amorosa. Me refiero a Sailor Urano y Sailor Neptuno. Y la guinda de la torta fue que la Sailor Scout de pelito corto tuviese pasatiempos de “niños” y fuese poco femenina. Además de que Serena y Rei sintieran cosas por Urano y persiguieran a la pobre chica por toda la ciudad.

 

5) Gundam, el octavo pelotón

Hice un censo entre varios amigos sobre otras series con tuercas que tuviesen un lío amoroso y esta fue la más opinada entre los que saben del tema mecha. Es de la onda Romeo y Julieta pero con happy ending y con guerras interplanetarias a bordo de robots. Son pocos capítulos, es bien entretenida y con buena música.

Larga vida  a Shiro y Aina.

 

4) Angel Sanctuary

Dejaré por un rato los robots y las peleas interespaciales para mencionar un OVA no apto para menores de edad o gente sin criterio formado. Angel Sanctuary cuenta la historia de la rebelión de los ángeles hacia Dios y el castigo aplicado al cabecilla, Alexiel, quien es enviado a la tierra con forma de humano. Se parece a la Biblia, pensarán mis estimados lectores, pero es mucho más sórdida que el libraco de mil hojas. En resumen, cuando Alexiel es enviado a la tierra, se reencarna en un joven llamado Setsuna Mudo que se enamora de su hermana, Sara. Su madre al descubrir la relación, los separa y entremedio es cuando Alexiel despierta y comienza a quedar la escoba entre el cielo, el infierno y la tierra.

Es un drama que sólo siguió en el manga, por lo que siempre me quedé con la incertidumbre de si ambos jovencitos continuaban con el romance prohibido por la tierra y el cielo (más peleas entre los ángeles buenos, los malos y Dios) o se separaban.

 

3) Macross 7

En las sagas Macross hay un tema bastante recurrente; el triángulo amoroso entre sus protagonistas. Ya sea el muchacho al que le gustan dos niñas, o en el caso de Macross 7 que sea la mujer (Mylene Jenius) la que sienta mariposas en la guata por su compañero de rock and roll, Nekki Basara o el siempre correcto piloto Gamlin Kizaki. A pesar de que los ama a los, no se queda con ninguno y prefiere a la música como compañera de viaje por el espacio.  De esta serie es rescatable el hecho de que los tres protagonistas te pueden caer bien y quieres que Mylene sostenga una relación “open mind” con ellos.  Hecho muy distinto a Macross, que uno tomaba partido por Misa Hayase o por Lynn Minmay cuando el tonto de Hikaru Ichijyo (Rick Hunter) no sabía a quién quería.

Nota aparte son las canciones, porque son excelentes y varios temas fueron replicados en Macross Frontier. No así el triángulo amoroso (menos mal).

 

2) Los OVAs de Rurouni Kenshin

Los 06 OVAs son un monumento a la animación, por trama basada en el manga y música. A diferencia de la serie animada, todo es oscuro, triste y lleno de flashbacks de Kenshin Himura, el samurai que ya no mata. Lo vemos de niño cuando sus hermanas se sacrifican para salvarlo, cuando es rescatado por su maestro y cuando en un acto de rebeldía juvenil deja su preparación y se une a luchar en la guerra.  Todas hablan del despecho, venganza, desamor, luto y cuando Kenshin ve el rayito de esperanza que tiene junto a Kaoru, es arrebatado por su cuñado, quien lo odia por ser “el responsable de la muerte de su hermana Tomoe”. Un verdadero drama contextualizado en la historia del shogunato.

Cuando Kenshin rescata a Kaoru, la historia da un salto y muestran al hijo de ambos (Kenji) y uno como espectador está tan feliz que siente que ya no hay nada más con que puedan sorprenderte. Pero noooo.. el final es para cortarse las venas, llorar por muchas horas o creer que la vida no tiene sentido.

Lo más freak, es que el cuñado (Enishi) está tan loco que tiene alucinaciones con su hermana muerta. Un interesante cuadro clínico de amor jajajaja.

 

1) “El Puño de la Estrella del Norte”

Yuria es una joven tan linda y tan buena que todos los machos del anime la aman en secreto, pero es el mejor amigo de Kenshiro, Shin, quien lo traiciona, lo “mata” y se rapta a la chiquilla (hay varias partes de este sangriento culebrón que no les contaré para no caer en tantos spoilers). Lo que él no sabía, es que el famoso muerto resucita y empieza a buscarla en un escenario post Tercera Guerra Mundial a través de todo el mundo. Y malo al que se enfrentaba, Kenshiro decía “tú ya estás muerto” y veíamos en la siguiente escena del anime cómo explotaban cabezas, piernas, troncos o manos. El gore al servicio del romance. En serio, si pitearse a todo el mundo, pelear contra su propia familia y rescatarla, no es amor, entonces no hay nada que lo sea. Kenshiro la extraña, sufre por ella pero no llora. Sólo dice “atatatatatata” y continúa con su interminable búsqueda.

La historia de amor entre Kenshiro y Yuria es tan larga que da para mil notas más. El top 1 es sólo para el romance más sangriento que Japón nos ha dado.

Me imagino que ustedes tendrás sus historias favorita de amor animado, y que no podrán estar todos de acuerdo con mi lista por lo que los invito a comentar. ¡Saquen al ñoño interior y participen!

 


Like it? Share with your friends!

0

What's Your Reaction?

hate hate
0
hate
confused confused
0
confused
fail fail
0
fail
fun fun
0
fun
geeky geeky
0
geeky
love love
1
love
lol lol
0
lol
omg omg
0
omg
win win
0
win
GaviotaPatagona
Standmaster de Torao. ¡El One Piece existe! Periodista. Un alma oscura mitad kawaii/mitad mutante.

0 Comments

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Bitnami