Papitos corazón: Los padres más callampa de la ficción


0

Se acerca el día del padre, un hito comercial sabroso para el retail, aunque no tan lucrativo como el día de la madre. Sin embargo, en el Calabozo Mutante no nos olvidamos de aquel personaje que puso la semilla, que hizo la pega fácil, que dio origen a nuestras existencias gracias a un condón de mala calidad que falló en el momento menos indicado, o que dijo que le faltaba para irse cuando ya había soltado a su ejército de pirigüines a la difícil supervivencia en la ruta al óvulo, haciéndose obviamente el hueón y saliendo pillado un mes más tarde, cuando el evidente atraso de la damisela en cuestión se hizo presente en la humilde forma de un test de embarazo.

Y, si bien muchos de nosotros hemos tenido la fortuna de contar con padres que apechugaron en la hora de la verdad, aperraron con nuestra crianza -siendo nosotros hueones de mierda, pero nos bancaron igual- y todavía hoy se mantienen firmes a nuestro lado, sin importar cuántos cagazos nos mandemos o qué tan curados lleguemos a un almuerzo familiar, también están esas otras joyas, los que frente a la disyuntiva de criar a un hijo que es sangre de su sangre y guiarlo por el camino del bien y luchar contra la injusticia, o apretar cachete y seguir viviendo la vida loca, ignorando a sus brocacochis y sin cumplir con su destino paternal, optaron por la segunda opción y hoy figuran en las vidas de sus hijos solo como un número de teléfono al que tienes que llamar cuando se atrasa el depósito de la pensión de alimentos, si es que tenemos esa suerte.

Esta nota va dedicada a esos padres, los callamperos, los que creen que volver a nuestras vidas años más tarde, tirando plata en la mesa y creyéndose nuestros amigos zorrones, soluciona toda una vida de carencias. Eso, si es que se dignan a aparecer o, al menos, reconocer que eres su cabro. Los de ficción, no obstante, porque los de carne y hueso no son tan divertidos ni merecen tanta tribuna reculiaos nomás.

 

Heathcliff (Cumbres Borrascosas)

Se casó solo para sacarle pica a su verdadero amor y por despecho, y como su vida valía níspero y era un infeliz sin remedio, desquitaba su frustración con su hijo enfermo. Un CSM de esos legendarios, arquetípicos, que ha sido inspiración de tantos otros padres callamperos en la literatura y a través de distintos géneros dramáticos. Si en algo se lució Emily Brontë fue escribiendo situaciones dramáticas de pelos, llenas de personajes miserables, y Heathcliff fue uno de sus puntos creativos más altos: una mierda de ser.

 

Humbert Humbert (Lolita)

Resumiendo: se casó con una señora solo para comerse a la hija. El material truculento del que se hacen largas coberturas en los matinales de TV chilena.

Jack Torrance (El Resplandor)

Quizás en los primeros capítulos del libro o metraje en la cinta era un papá decente -no era la zorra, pero tampoco era un fiasco- aunque todos lo recordamos persiguiendo a su familia para matarlos. Sí, quizás se volvió un poco loquillo y si estuviera sano y bueno no haría esas atrocidades, pero así quedó registrado en la cultura popular, forever and ever.

 

Tywin Lannister (Canción de Hielo y Fuego / Juego de Tronos)

Don Culiao es un apodo que calzaría perfecto con el elegante y sagaz Tywin, el león de Casterly Rock, un hombre astuto cuya ambición solo fue eclipsada por su enorme capacidad para criar como el loly a sus hijos, manipulando sus emociones y corrompiendo sus anhelos y destinos desde la más tierna infancia. Uno diría que, si vamos a la historia medieval de la humanidad, gente como Tywin había mucha, y peor, pero con la salvedad de otras joyas de padres como Roose Bolton, es uno de los pináculos de paternidad fail en la narrativa del inefable George R.R. Martin.

George Bluth Sr. (Arrested Development)

Aunque George logró muchas cosas en su vida, como fundar la Bluth Company o ayudar a Saddam Hussein a construir sus palacios, no fue tan exitoso en la crianza de sus hijos, a los que manipuló y usó a voluntad antes de caer tras las rejas e incluso desde la cárcel, para que hicieran su voluntad. Un viejo zorro, quizás, pero que llenó de deudas y traumas a todos sus cabros, los que… bueno, eso explica lo extraños que resultaron ser.

 

Frank Costanza (Seinfeld)

Imposible restar de esta lista a un hombre que reemplazó la Navidad por una festividad agnóstica que giraba en torno a un tubo de acero y a decirse unos a otros cómo se habían desilusionado del otro durante el año, ideólogo del sostén para hombres, y que una vez le pegó tanto y tan fuerte a su hijo que lo dejó en coma. Si George es un neurótico, mitómano y nervioso, Frank tiene gran responsabilidad en ello.

Ken Titus (Titus)

Quizás lo más curioso y divertido del viejo Ken es que él creía que era un gran padre. Después de todo, siempre se las arregló para dar un techo y comida a ese par de mutantes que eran sus hijos. Sin embargo, siempre puso eso como excusa para basurearlos, tomar hasta la inconsciencia, sobrevivir a cinco matrimonios fallidos y llenarlos de ideas fachas que hacen parecer a Donald Trump como un niño de pecho.

Al Bundy (Married… with Children)

La mejor muestra que Al era un padre terrible es que constantemente gritaba a los cuatro vientos -jamás perdiendo una oportunidad de decirle a sus hijos en la cara- que ser padre era un fracaso en su vida. Siempre lamentando lo que no pudo ser gracias a que tuvo que ser padre y casarse con Peg, renunciando a sus sueños de ser jugador de fútbol americano y otras febriles fantasías que no tenía por dónde concretar, sus hijos son un par de bostas porque siguieron exactamente el ejemplo que fijó su padre: un hueón al que todo le chupaba un huevo y que sobrellevaba una vida que odiaba a punta de cerveza, reuniones anti-mujeres y pornografía.

Peter Griffin (Family Guy)

No solo le dice a su hija que no le agrada y a su hijo que es un idiota, sino que constantemente evade sus responsabilidades como padre -y como ciudadano, ser humano y todo lo que implica existir- y hace lo que quiere, a costa del bienestar de todos los que lo rodean. Contadas con los dedos de una mano son las veces en que Peter ha sido un ejemplo positivo a seguir, y la autoestima inexistente de Meg o la incapacidad de Chris para lidiar con las exigencias del mundo real son una consecuencia de esta joya de papi corazón.

 

Lester Burnham (American Beauty)

Odiaba su vida suburbana como padre y esposo, y solo fue libre cuando se entregó a sus pasiones, renunciando a su pega, mandando a sus hijos a la mierda, fumando hierba y haciendo suficiente ejercicio para verse sexy y seducir a la compañera de curso de su hija adolescente. Flor de taita. Sus consejos paternales (a la audiencia, eso sí) son legendarios –“Janie es una típica adolescente. Enojada, insegura, confundida. Me gustaría decirle que todo eso va a pasar, pero no quiero mentirle”– pero no suficientes para generar ningún cambio positivo en la vida de nadie, ni siquiera la suya.

Harry Wormwood (Matilda)

Qué mejor argumento que citar su filosofía de paternidad: “Yo soy inteligente, y tú estúpida; yo soy grande, y tú pequeña; yo estoy en lo correcto, y tú no. Y no hay nada que puedas hacer al respecto”. La defensa descansa.

 

Dr. Evil (Austin Powers)

¿Su hijo quiere ser veterinario? Mejor que sea un veterinario maligno, o el Dr. Evil probablemente quiera lanzarlo a un tanque lleno de tiburones con rayos láser. Admitió, en terapia padre-hijo, que había estado intentando matar a su brocacochi, pero todavía no tenía éxito. Todo un padre modelo.

Thanos (Marvel Comics / MCU)

Si hacer competir a tus hijas y convertirlas en armas biónicas cada vez que perdían un combate entre ellas, al punto de modificar entera a Nebula, y jamás prestarles atención más allá de sus intereses por convertirlas en las mejores guerreras de la galaxia no te hace un padre callampero, sin duda es una vara muy alta para superar.

 

John Milton (El Abogado del Diablo)

Cuando tu taita es, literalmente, el Diablo, naces con el mundo en contra. No se puede ser más reculeque que el más reculeque de todos.

 

Lord Denethor II (El Señor de los Anillos)

El vigésimosexto y último Senescal Regente de Gondor no solo era un pelmazo que escuchaba todas las opiniones del resto y luego hacía la tontera que quería, sino que luego de la muerte de Boromir, su primógenito e hijo favorito, ordenó a sus sirvientes en Gondor que lo quemaran vivo en una pira funeraria junto a su otro hijo, el agonizante Faramir a quien ya creía muerto. Si no hubieran aparecido Pippin y Beregond para salvar el día, este padre del año habría logrado coronarse como uno de los más changos en la historia de la literatura.

Ging Freecss (HunterXHunter)

No solo deja a su hijo en la Isla Ballena al cuidado de su hermana, para volver quizás jamás porque sus aventuras son más importantes que criar a un chiquillo que se desvive buscándolo a través del mundo, y además le pone pruebas imposibles para mantenerlo lo más lejos posible de él, sino que, además, cuando finalmente tiene a Gon al frente, todo le chupa un huevo. Eventualmente tienen su momento padre-hijo que todos esperábamos, pero el cornete de Leorio por ser un papá como la callampa no se lo sacará nadie.

Genma Saotome (Ranma 1/2)

Entregar a tu hijo en compromiso a la hija de un amigo con lucas, solo para tener un techo y comida gratis y jamás trabajarle un día a alguien es la onda del viejo y querido Genma, un patán de aquellos que, aunque a todos nos cayó bien en la serie, en realidad era un padre más que mediocre. Ah, ¿y esa maldición que convierte a Ranma en mujer? Culpa de su padre también.

 

Lucius Malfoy (Harry Potter)

Obsesionado con la pureza de sangre, arribista, pedante y además mortífago, Lucius no tuvo empachos en educar a su hijo Draco con estos maravillosos ideales y visión de moralidad; por suerte, Draco heredó algo de sensatez desde su lado materno, los Black, y logró despegarse progresivamente de la pelotudez crónica de su padre.

Gambino (Berserk)

El pobre Guts no solo tendrá por el resto de su vida el trauma de que Gambino lo adoptó cuando lo encontró junto al cadáver de su vieja, sino que además se tuvo que bancar el bullying descarnado que le hizo este plomazo junto a su pandilla de mercenarios, recordándole siempre que le tenía mala y lo consideraba un estorbo. Gracias por nada, Gambino.

 

Magneto (Marvel Comics)

No solo no conocía a los cabros chicos que tuvo con la gitana Magda, sino que en el intertanto en que Magda huye al ver al entonces Max Eisenhardt dejar la mansaca luego que su primera hija, Anya, muriese en un incendio, y tiene a sus gemelos en una montaña, para ser posteriormente criados por una vaca superevolucionada llamada Bova… y creo que si te cría una vaca en vez de tu taita, eso explica por qué cuando el ‘eñor, que había estado dedicado por largo tiempo a amenazar y atemorizar a los líderes mundiales y la población de la Tierra con desastres varios de proporciones cataclísmicas, decide acercarse a los cabros para tener una relación con ellos (y manipularlos para que hicieran su voluntad), el parcito lo manda soberanamente a laar.

Bill (Kill Bill)

Por señores como él es que es necesario reformar las leyes de adopción. ¿Quién chucha dejó a este choro acoger a una cabra a la que luego trató, sistemáticamente, de filetear una y otra vez?

 

Royal Tenenbaum (The Royal Tenenbaums)

Por momentos como este es que uno tiene que gastar una fortuna en terapia psicológica cuando grande. ¡Di que te gusta la obra, hueón malo!

Anthony Cooper (Lost)

Solo hay algo peor que dejar a tu hijo John tirado a su suerte, y es regresar a su vida, pretendiendo recomponer la relación que nunca tuvieron, convenciéndolo que se someta a una operación de transplante para donarle un riñón al veterano que vivía a punta de diálisis, para luego abandonarlo de nuevo y continuar su vida como estafador, y llamarlo ocasionalmente para pedirle gauchadas, como cobrar las lucas del seguro de vida luego de fingir su muerte.

El Doctor (Dr. Who)

¿Se acuerdan que, cuando el Doctor dejó Gallifrey, lo hizo junto a su nieta? Y si hay una nieta, había hijos que quedaron allí, ¿cierto? Quizás qué razones habrá tenido el longevo viajero del tiempo, pero igual me frikea un poco que haya decidido destruir intencionalmente su planeta para detener la Guerra del Tiempo, tal vez con sus brocacochis viviendo ahí aún. No lo hizo mejor con su hija genéticamente elaborada en “The Doctor’s Daughter”, a la que hizo calentar la sopa y seducir a los guardias de la cana, para su propio beneficio.

Leland Palmer (Twin Peaks)

En esta lista hay padres realmente nefastos, pero creo que matar a tu hija y luego violar y matar a tu sobrina, aunque sea bajo el influjo de un demonio llamado BOB- es bastante crudo para restarlo de esta nota. Vuela alto, Leland, al menos al final de tu triste vida Laura te perdonó… o algo así.

 

Guilty (Saint Seiya)

Ah, esa maravillosa infancia de Ikki, el caballero del Fénix. Cómo olvidar la romántica historia de cuando Ikki conoció a Esmeralda, la hija de Guilty, el maestro del joven aspirante a caballero, cuando el vejete de máscara de diablo la estaba azotando a todo ritmo. Obviamente, no fue la primera vez que Guilty le aforró a su tierna hija, a la que acaba matando durante el enfrentamiento de Ikki por su armadura de Fénix, tras lo cual el patán culpa a Ikki por ser débil y perdonarle la vida. Con su permiso, todo un súper culiao.

Wolverine (X-Men)

¿Se acuerdan cuando nuestro querido Wolvie se piteó a toda la asociación de enemigos suyos llama The Red Right Hand, compuesta por pura gente que quería mandarlo al patio de los callaos, solo para enterarse luego que ellos eran sus hijos e hijas, fruto de sus numerosas cachitas sin condón que se ha pegado alrededor del mundo, dejando chaqueta a señoritas cuyos destinos ignoró para siempre? Sé que todos tienen hoy en mente la linda historia de “Logan”, entre el buen James y su hija-clon X-23, pero Wolvie nunca fue un papi muy bacán.

 

Capitán James T. Kirk (Star Trek)

Este sí que se lleva el premiado como papá del siglo. No solo sabe que tiene un hijo y no está ni ahí con conocerlo, ni habla jamás de él (aunque asegura que le pidieron mantenerse alejado, pero nadie se lo compró), sino que cuando su cabro y su mamá lo confrontan ocurre por accedente, en “La Ira de Khan”. Y si esto fuera poco, en “La Búsqueda de Spock”, cuando muere su cuate de la vida Spock, Kirk se obsesiona con traerlo de regreso desde la muerte, y cuando su hijo David Marcus también muere, el capitán se enoja por aproximadamente cinco minutos y luego continúa con su plan de resurrección de Spock. ¿Y el pobre David Marcus? Bueno, qué pena por él, pero a otra cosa mariposa. Paternidad ejemplar.

Norman Osborn (Spider-Man)

Nominado a padre ejemplar gracias al eterno bullying que hizo a su hijo Harry, el que eventualmente lo llevó al abuso de drogas y, ya saben, volverse loco y convertirse en el Green Goblin. No suma puntos que, a nivel de figura moral a la que su hijo pueda aspirar, sus grandes éxitos hayan sido abusar de básicamente todos los que conoció, además de seducir a Gwen Stacey en Europa y dejarla embarazada de sus gemelos.

 

Batman

Alguien podría aducir que Bruce amó -a su manera- a cada uno de sus hijos, biológicos o adoptivos, pero cuando uno mira de cerca el desastre que ha sido la vida de cada uno de estos cabros gracias a su asociación con Bruce y, sobre todo, con Batman, desearía que jamás hubieran cruzado caminos. A un cabro lo matan a fierrazos, a otra socia casi la deja leyenda Black Mask luego que la chiquilla tomara el riesgo para impresionar a Batsy, y aunque adoptó legalmente a Tim Drake cuando sus papis quedaron R.I.P. igual Bats tuvo harto que ver con que se los pitearan en primer lugar. Ah, ¿y su hijo biológico, ese que tuvo con una asesina de un despiadado clan de hueones raros? Muerto. Amigo Bruce, déntrese pa’ dentro mejor y no adopte más gente.

Shou Tucker (Fullmetal Alchemist)

Un devoto absoluto de la ciencia, cuando se sintió asustado de que le quitaran su licencia de alquimista no tuvo empacho alguno para utilizar a su esposa y posteriormente a su hija Nina, en una de las escenas más impactantes y reprobables de toda la historia del anime: literalmente, crea una quimera entre el perro y la cabra chica. Ni perdón ni olvido para este conchadesumadre.

 

Deathstroke

No sabría cómo empezar a explicar el horror de padre que es Slade Wilson, desde fregarle la vida a su hija adoptiva Rose al punto de consumir el mismo suero de superhabilidades que hizo pulento a su padre, volviéndola loca y quitándose uno de sus propios ojos, o esa vez en que a su hijo Joe le cortaron la garganta y quedó mudo forever. Y, aunque siempre estuvo frustrado porque sus dos primeros hijos murieron por su culpa, eso no lo detuvo para seguir dejando la escoba en las vidas de otros cabros chicos, como la menor de edad Terra, con la que no tuvo ningún empacho para encatrarse.

Gendou Ikari (Neon Genesis Evangelion)

Y ya que estamos hablando de papis connotados y dedicados 500% a la ciencia, cómo no mencionar a este desastre de ser humano, quien dejó a su hijo Shinji al cuidado de otra persona para abocarse a sus experimentos, que implicaban manipular a discreción a otras personas, especialmente mujeres, para cumplir sus fines. El absoluto manojo de traumas que es Shinji Ikari y su “dilema del erizo” son cortesía del inteligentísimo y astuto, pero socialmente inepto, Gendou.

Anakin “Darth Vader” Skywalker (Star Wars)

Sí, hay gente que podría decir que fue su amor por sus hijos por nacer y su esposa -cuya muerte había visto en sueños premonitorios- lo que lo llevó al Lado Oscuro, buscando las habilidades necesarias para revivirla eventualmente (¿cuál es el problema de los malos padres con resucitar gente?), pero al final terminó matando de pena a Padmé y dejó desperdigados por la galaxia a los hermaniwis Skywalker, a cuyas vidas entra décadas más tarde, y dejando la mansaca en sus vidas: a Leia la tortura para sacarle información, y a Luke le corta la mano antes de revelarle que es su taita. Y sí, esto da a entender que todo lo que Vader le hizo a este parcito fue a sabiendas que él, Anakin, era su padre. Por esto, el lugar número 1 al papi corazón se lo doy a este icónico villano del cine, tan temible como desastroso en las relaciones familiares.

 

Por supuesto, como en toda lista, muchos papis corazón se me quedaron en el tintero. Si se acuerdan de uno que no mencioné, ¡anótenlo en los comentarios! Y feliz día del padre a todos los mutantes que son padres y que sí hacen la pega, todos mis likes para ustedes, cabros.


Like it? Share with your friends!

0

What's Your Reaction?

hate hate
0
hate
confused confused
0
confused
fail fail
0
fail
fun fun
0
fun
geeky geeky
0
geeky
love love
0
love
lol lol
0
lol
omg omg
0
omg
win win
0
win
Javosandoval

0 Comments

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

  1. SHALOMFug dijo:
    Tu comentario está esperando moderación. Esta es una previsualización, tu comentario será visible después de que haya sido aprobado.

    free copy of your credit report

    2019 : How to REMOVE your CREDIT CARD or DEBIT CARD details from XBOX One Console? Clear Version? ^ Video
    2019 : How to REMOVE your CREDIT CARD or DEBIT CARD details from XBOX One Console? Clear Version And administers their own road, centre Part Exchange Parts Special offers. The cheaper the cost, to learn more about Quality Chrysler of Greenwood. Auto Electrical in PMB, great 2019 : How to REMOVE your CREDIT CARD or DEBIT CARD details from XBOX One Console? Clear Version terrorist Whats next. Are 2019 : How to REMOVE your CREDIT CARD or DEBIT CARD details from XBOX One Console? Clear Version and collections available with Vehicle Rent, caged Pet and Aquarium Friendly Apartments. Ski the …
    The post 2019 : How to REMOVE your CREDIT CARD or DEBIT CARD details from XBOX One Console? Clear Version? ^ Video appeared first on Credit.

    [url=http://pet.remmont.com]Utah Business[/url]

Bitnami