Rurouni Kenshin: Los 3 live action más geniales que he visto


0

Érase una vez, un anime que llegó a Chilito con el nombre de “Samurai X” y esta columnista en su tierna adolescencia se chaló. Literalmente, se rayó con las aventuras del Kenshingumi; vio las ovas en VHS, comenzó a comprar todos los mangas, siguió la serie y vio por Internet su final mula. Nunca pensé que los japoneses harían tres live action de mi anime favorito around the world.

Pero pasó, y es una de las grandes joyas que han hecho con un live action. La gran mayoría conoce la historia de Kenshin Himura y hay que reconocer que la estética, música, fotografía y actuación son brillantes. Lograron hacer que se me pararan los pelos de los brazos con la trama (es una mezcla del anime, manga y ovas) y que me rajara llorando en las mismas escenas de la serie animada. Hasta la música es muy parecida.

El único “pero” es que con mi personaje favorito, Aoshi Shinomori, no fueron tan prolijos como con el de los actores en la serie. De verdad, no costaba nada obligar al actor que usara lente de contacto azules. Ahí se cayeron, pero el tipo es tan seco que hace olvidar los descuidos con mantener la esencia de Aoshi, y eso es lo que importa.

Son tres joyitas disponibles en la web: Rurouni Kenshin, Rurouni Kenshin: La Batalla de Kioto, y Rurouni Kenshin y el fin de la leyenda. Las dos últimas están disponibles en Netflix y la primera en el siempre buen cabro y survivor eterno The Pirate Bay (para que se peguen una maratón doscientas, cien mil veces, las que quieran).

 

Se nota que le pusieron todo el cariño del mundo para que los fans de esta maravillosa historia no quisiéramos saltar de un puente tras verla. No es la copia del anime y eso se agradece; los actores trabajaron a full para interpretar de otra manera a los personajes, dándoles un sello alternativo pero respetando lo que nosotros vimos o leímos, por lo que se siente que son los mismos. Y es una cosa que me cuesta explicar en estas líneas, porque Kenshin volvió a casa y de nuevo pude verlo en la pantalla “grande” de mi computador, y eso es emocionante y cachilupi.

Mención más que honrosa al apartado visual de las películas; nada que envidiar al mejor ejercicio de Hollywood y nos muestra una vez más que, cuando se trata de adaptar historias japonesas que surgen desde un manga o un anime, es mejor dejar la pega a los locales, que ya se manejan al revés y al derecho en lo suyo. Ya no existe ese trauma de los efectos especiales chantas, o el riesgo de un casting mediocre de bajo presupuesto. Todos los protagonistas e incluso los secundarios son cracks, excelentemente escogidos para sus roles y se toman la pega muy en serio.

Otra cosa a destacar es la intensidad que se logra en momentos clave de la historia. Aunque hay variaciones (algunas menores, otras más brígidas) respecto a la trama de origen, los hitos que tienen que ser OMG lo son así, tal cual. Más que recomendada para que la vean con fanáticos de Rurouni Kenshin o extraterrestres que por alguna razón todavía no han visto ni saben de qué va la historia de Battōsai el Destajador.

 


Like it? Share with your friends!

0

What's Your Reaction?

hate hate
0
hate
confused confused
0
confused
fail fail
0
fail
fun fun
0
fun
geeky geeky
0
geeky
love love
1
love
lol lol
0
lol
omg omg
0
omg
win win
0
win
GaviotaPatagona
Standmaster de Torao. ¡El One Piece existe! Periodista. Un alma oscura mitad kawaii/mitad mutante.

0 Comments

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Bitnami